Skip Ribbon Commands
Skip to main content

Bebidas

Se añade dióxido de carbono (CO2) a los refrescos durante el proceso de embotellamiento para darle efervescencia a la bebida. Mientras los envases de refrescos se llenan durante el proceso de embotellamiento, los grandes volúmenes de CO2 se emiten de los rellenadores al ambiente del rellenador. Si las cabinas de relleno y las áreas de trabajo no se ventilan de manera adecuada, el CO2 se puede acumular en el aire interior. 

El CO2 es un gas sin color, sin olor, sin sabor que plantea un riesgo potencial a la salud humana en altas concentraciones. El nivel de CO2 se debe monitorear para evitar la acumulación de CO2.
Soft drink bottling